¿Cómo vivir solo y no morir en el intento?

Mucha gente anda por ahí planeando en vivir en su propia casa con sus propias reglas y sin sus progenies que le digan qué hacer. Pero pocos de ellos se dan cuenta de lo difícil que es vivir solo y hacerte cargo de todo lo que necesitas para que tu hogar no sea una pocilga (o se queme…).

Es por eso que he escrito estos 10 puntos a tener en cuenta en el momento el que decidas mudarte (o tengas 30 años y tus progenies decidan que debes mudarte, lo que suceda primero)

1.— Define vivir solo.7_Razonez_Por_Las_que_no_debes_enamorae_de_tu_campañero_de_piso_bface_lifestyle_tentación.jpg

No es lo mismo estar SOLO en una casa propia que estar solo en un piso compartido. El tener compañía lo cambia todo y esta guía no es para evitar que tus socios de piso no te roben tu comida.

2.— Vivir solo no significa estar incomunicado.

242.jpg

Es sumamente importante tener una rutina donde una o varias personas te frecuenten y sospechen que algo está mal si no llegas a tal cita o no te conectas a Internet o no te presentas en el trabajo cuando se suponía que debías hacerlo. Todo esto para evitar que te conviertas en parte de la estadística de personas que sufrieron un accidente en su propia casa y NADIE se dio cuenta en días. Muchos de ellos fallecieron por caídas, intoxicaciones, asfixia o simplemente muerte natural.

¿Tampoco querrás ser comido por tus gatos, verdad?

3.— Llaves de repuesto.

article-2644012-1E5455BF00000578-572_306x423.jpg

Tener una llave de tu casa en otro sitio que no sea tu casa te ahorrará muchos problemas a futuro. Desde quedarte afuera y tener que pagar un cerrajero hasta salir de viaje y no tener que volver porque olvidaste dejarle comida al gato. Hay tantas situaciones donde unas llaves extras son de gran ayuda.

4.— Saluda a tus vecinos.Simp_Wall6_1024.jpg

Después de ti, y de tu gato; los vecinos son las personas que más tiempo pasarán cerca de tu casa y conocerlos te ayudará en tener todo bajo control cuando no estés presente. Desde que noten algo irregular en tu domicilio hasta el simple favor de regar el jardín. No seas un amargado, un simple saludo diario, intercambiar teléfonos y presentarte a ti y a tu gato; hará que tu casa tenga mejores probabilidades de no terminar vaciada por una “mudanza express” o incendiada porque olvidaste cerrar el gas y cómo no le agradas a los vecinos, no llamaron a los bomberos.

5.— Quedarse atrapado.atrapado--sera-que-es-una-mascota-o-se-subio-al-balcon-y-ah-5-2016047065236-0823a930fb6da42b550c56b7d99bd4f5

No es lo mismo que quedarse afuera, ya que en la calle puedes irte a otro sitio a seguir tu vida después de perder tu casa en un acto muy tonto. Pero quedarte atrapado es una sentencia ¡de muerte!. No, enserio, puede ser muy peligroso sobre todo si nadie va a visitarte y nadie se preocupa por ti.

Imagina la situación: pleno invierno por la noche, sales a encender el calentador de agua y PUM la puerta se cierra tras de ti y tú no traes llaves de esa puerta. Esa situación se puede convertir en un grave riesgo porque estás expuesto a una hipotermia al no creer necesario salir con ropa abrigadora porque te dijiste a ti mismo “Sí aguanto unos minutos afuera” y esos minutos se pueden convertir en horas. Además de gritar a tus vecinos (y esperar que no te ignoren porque no les agradas) debes estar siempre conciente de que esa posibilidad existe y las maneras de evitarlo. Atraviesa algo que impida el cierre de la puerta, normalmente algunas cerraduras pueden impedir eso, una simple roca ayudaría.

6.— Planificar tu día.bed-liz-lemon.jpg

Para la gente que vive sola y que NO va a casa de su mamá a que le laven ropa, den de comer y demás. Necesita tener muy bien organizado cada evento de su semana. La ropa no se lava sola, el aseo no se hará, la basura tiene que sacarse, las cuentas que pagarse, la limpieza y alimento de los perros, la comida no estará lista si no la cocinas y vivir de comida rápida a la larga te hará más daño que bien. Es dónde te das cuenta que las tareas domésticas son realmente pesadas para una persona.

7.— Olvidar no es una opción.jg.jpg

Esto es lo peor que puede sucederte, tu casa, tu patrimonio, depende de tu conciencia y de que seas una persona madura en muchos aspectos. Olvidar cerrar las puertas principales, dejar ventanas abiertas ante una pronosticada lluvia, no cerrar la llave del grifo o dejar el calentador de agua encendido; son algunas de muchas cosas que pueden arruinar tus pertenencias, gastar dinero innecesario y hasta destruir tu hogar.

Hazte de esa manía de checar todo lo que pueda quedarse mal, abierto o encendido. Esto será un gran ahorro y alivio.

8.— Confiar en tu mascota.1SUEj1d.jpg

No lo hagas, no porque en tu presencia el perro pequeño sea tierno y quieto, quiera decir que todo el día vaya a ser así. El estrés, aburrimiento o el sofá asesino, puede hacer que tu mascota se convierta en un verdadero desastre que NADIE va a impedir si tu no estás. Procura no dejar nada a su alcance o tenerlo en un sitio seguro donde no pueda rondar en toda la casa.

9.— Prepárate para las emergencias.Sick-woman-in-bed-with-a-cold.jpg

Vivir solo es también no depender de los avisos oportunos que otro morador pueda darte. Consigue detectores de humo y gas, alarmas para tus puertas y ventanas, seguridad para evitar intrusos; un despertador-molesto para no quedarte dormido en días de trabajo, aplicaciones que te recuerden pagar los servicios, notitas para la comida y que está no se eche a perder. Son muchos los riesgos que puedan ocurrir y que en un descuido, no notes, ya sea porque duermes o porque estás distraído realizando otra tarea. En pocas palabras ¡ten cuidado!

10.— Riesgos de muerte.placeres-de-vivir-sola-9.jpg

El último punto es el más importante y que debemos considerar mucho. Son demasiadas las personas que sufren accidentes en su propia casa, la mayoría pueden ser atendidos ahí mismo y sin necesidad de ayuda, pero otros son un riesgo para gente que vive sola.

Cualquier actividad que hagas debes pensar y ser un poco paranoico. Por ejemplo: planeas instalar repisas donde debes subirte a una escalera y clavar con martillo, pregúntate qué pasaría si te caes de la escalera, golpeas la cabeza y quedas inconciente, ¿cuántos días pasarían para que alguien note tu ausencia?. O imagina que resbalas en la ducha, te asfixias comiendo uvas, te precipitas por las escaleras o tu gato intenta asesinarte. Todo eso son riesgos que estando acompañado reduce la posibilidad de una fatalidad, pero viviendo solo, son sentencia de muerte. (Quizá no todas son de muerte, pero no quieres despertar tres días después y descubrir que tu gato lleva media pierna consumida)


Vivir solo es una gran responsabilidad así como una libertad de conocer la vida real, pero procura que no conozcas la muerte real en ese proceso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s