Dieta Fallida ¿Por qué no dejo de comer?

Hay muchas razones para mantenerse en un peso ideal, ¡muchas! Pero no abordemos ese tema, lo que nos interesa saber es ¿Por qué no puedo mantener una dieta? Aquí van 12 puntos que pueden responder esa pregunta.

1.– Porque no sabe cerrar la boca.

stres

El más obvio de todos, el dejar de comer provocas más hambre, las ansias de comer y comer más durante todo el día, así que en algún momento al pasar junto a la taquería de tu casa terminas comprando una orden extra de pastor.

2.– Lo que comes no es suficiente.

odiolasdietas1

No sólo es dejar las grasas y el azúcar, es comer lo que se necesita sin agregar más, en una hamburguesa puedes encontrar muchos de estos elementos, el problema es que encuentras otros elementos creadores de llantitas, investigar que alimentos son los que proveen todo lo que tu cuerpo necesita es un paso fundamental.

3.– Refrescos y alimentos Light.

light

No, no lo son, mucho menos si lo pides con una orden de torta de carnitas con papas fritas, estos productos tienen menos azúcar, pero sigue siendo azúcar, el agua por otro lado no tiene azúcar ni grasas.

4.– Correr tras el autobús no cuenta como ejercicio.

Grenouille avec des poids

No importa que hayan sido 4 cuadras, no cuenta, el ejercicio tiene su razón de ser, pero tiene un problema, te darán ganas de comer más por la razón de que tu cuerpo está gastando energía, pero tu sabes que tienes reservas de más en esas llantitas, tomar un buen licuado y proteínas son suficientes, ¡No necesitas pasar por un menudo!

5.– La flojera, el mayor mal hasta en las dietas.

la-foto-24

Ser flojo no sólo causa sedentarismo, también inactividad física y sobre todo, la flojera de preparar comidas más avanzadas y por lo tanto más sanas, pelar, rebanar y servir fruta parece más cansado que abrir una bolsa de papas fritas o helado. ¿Ahora imagina hacer un comida sana pero laboriosa? ¡No seas floja y hazla!

6.– La pareja.

11425563953_4848de0f2e_z

¿Cómo tu pareja puede ser tu peor mal en una dieta? Por la simple razón que no sabe llevarte a otro lugar que no sea a ese café donde venden deliciosos y majestuosos pastelillos, a esa taquería, a esa carnitas o te regala demasiados shocolates ¿Haz pensando que nunca te lleva fruta? Es momento de responder “Vamos por una ensalada” cuando te pregunte “¿A dónde quieres ir?”

7.– La comida de mamá.

704559_564185530266555_1275348941_o

Pero si mamá cocina muy rico, si, pero no dietético. Muchas veces al hacer dieta eres tú la que come una zanahoria mientras tu familia pizza de 4 quesos, pollo empanizado, pozole, tamales y demás cosas que al lado de tu zanahoria se ven mucho mejor. Deberías hablarlo con tu familia para que ellos mismos opten por una dieta o al menos un par de días con comida menos infladora de llantitas.

8.– Tienes esa idea de que lo más delicioso del mundo, engorda.

Platillo-nutricion-copia-cortada

Claro que no, pero en México es difícil salir a la calle y ver que venden ensaladas Cesar en la esquina, pero la comida sana puede ser muy deliciosa si encuentras las recetas correctas, entre todas esas taquerías, hay un restaurante que vende ensalada con atún.

9.– Te niegas a comer eso que es nutritivo.

Mother's Hand Feeding Food to a Young Girl (13-14) Who Is Making a Face

Vamos, los espárragos cocidos con betabel no son tan malos…

10.– Pacto de amigas.

azucar_cantidad

¿Que mejor que una amiga que te tire al suelo esas papas con cueritos y en su lugar te de un espárrago que carga todo el tiempo en el bolso?. Es mejor que un entrenador personal, tú y una amiga deben hacer dieta juntas para darse apoyo, entre las dos es más fácil evitar comer todo eso grasoso que ofrece la vida.

11.– Metas reales

bascula-y-dieta

Subir un kilo es más fácil que bajarlo, por lo tanto pesarte todos los días no sirve, debes hacerlo por semanas, crear un promedio de cuanto bajas por semana y darte cuenta que en un mes bajarás lo que deseas ¡No en un día!

12.– Disfruta de la vida

img_7735

No todo son dietas, no todo es comer lechuga o almendras; si el olor del pastor entra por tu ventana, si te ofrecen una golosina, si un día despiertas con el más insaciable antojo de helado es donde debes reflexionar sobre tus llantitas, quererlas y pensar que comes sano para estar sana, no para parecer una varita.

jere

Después de todo, ¿Qué sería de la vida sin poder comer Shocolate?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s